Seguidores

viernes, 30 de diciembre de 2011

Única.


Escribo esto mientras suena música de fondo a la tenue luz de una vela que se consume lentamente… Observo la llama, absorto por el fuego, el mismo que hay en su mirada, el mismo que me atrae cuando la miro fijamente… Dios, podría pasarme una eternidad mirándola. Saco un cigarrillo y me pongo a pensar en ella; de repente, se para el mundo, la música deja de sonar y el único sonido que se escucha en toda la habitación es el crujido del tabaco al aspirar el humo. Cuando me pongo a pensarla, entro en un trance profundo en el cual solo existimos ella y yo. Estoy empezando a creer que mi hora supletoria se queda corta... Para qué mentir, todo el tiempo del mundo se quedaría corto cuando de pensarla se trata, maldita imaginación… Azarosa fauce que del tiempo se alimenta.

La cera se derrite poco a poco impertérrita ante los achaques de la ardiente llama… En estos momentos estoy en sintonía con el dichoso cirio porque al igual que él, yo también me derrito cuando la tengo a escasos milímetros de mí, cuando la beso o simplemente cuando la rozo. Chronos juega insaciable con las manecillas del reloj, hacia delante cuando está conmigo y hacia atrás cuando no la tengo a mi lado… Ni tan siquiera el tiempo es justo. El cigarro se consume lento posado en el cenicero al compás de la candela, le doy dos caladas y lo apago mientras aprovecho el último hálito para extinguir la inconmensurable llama y me predispongo a cerrar este escrito con un punto y final.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Pos-imposible.



Llueve en la ciudad, cada gota que cae sobre los tejados es una melodiosa sinfonía que solo pueden apreciar oídos privilegiados… Primero un sol, luego un re, un si bemol y para culminar un fa, sostenido claro, al contrario que mis palabras que se traban cuando de hablar contigo se trata. Eufórico cual niño cuando veo esa pequeña luz verde acompañada de su nombre y nostálgico cuando se torna gris, como el humo espeso que recorre mis labios impulsado por un suave y sigiloso soplo de aire que hace que se difunda por la habitación. A altas horas de la madrugada el sueño se va haciendo dueño y señor de cada parte de mi cuerpo y mi cerebro que coquetea curioso con su imagen… Ella y yo, frente a frente, la miro fijamente, me mira y me abraza, yo le devuelvo el mimo con más fuerza, como si fuera una boa, dejándola sin azúcar, sin aliento.
La tengo tan presente que no me llegan las 24 horas del día para pensarla, así que he decidido que mis días tengan una hora más para saciar mi imaginación. Sé que es un imposible, pero la vida está llena de tantos imposibles… Dentro de toda la controversia referida a la índole temporal mi propuesta es ilógica, pero creo que todos tenemos derecho a un “pos-imposible” y este es el mío. Llamadme loco, gilipollas o simplemente atontado, pero a este loco soñador nadie le va a quitar su hora supletoria para darle alas a su imaginación y poder volar libre con ella, ni su hora, ni sus ganas, NADA.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Felicidades.


Que dentro de todo el sufrimiento siempre se encuentra una satisfacción, algo o alguien que hace que te levantes con una sonrisa de oreja a oreja todos los días. Pues bien, ella ya ha encontrado a ese alguien, alguien que sabe cuidarla como se merece... Y después de haberlo pasado mal, es feliz. Es una chica pasional, alegre y una de las chicas más dulces que he conocido. Hoy es su cumpleaños, así que solo me queda decir: Muchísimas felicidades señorita Búa, disfrútalos mucho, que sigas luciendo esa bonita sonrisa y seas la chica más feliz del mundo junto a tu chico :)

domingo, 6 de noviembre de 2011

Noviembre.


Esta noche entre tercios, cigarrillos y whisky, he tenido una vision y por no variar ha sido ella... Y es que la tengo tan presente, que solo sé, que sin ella no soy nada ni nadie. La has cagado dicen, no me importa, aunque no pueda sentir sus labios, tenerla presente es suficiente para este humilde escritor, que tan solo con contemplar y admirar su belleza se conforma. ¿La echo de menos? Con creces, nunca habia echado tanto de menos a alguien... Mientras voy haciendo eses de camino a casa divago, borracho como una cuba, las goteras curiosean por mi cuello, pero paso de ellas, las unicas goteras en las que creo son en las de mi cabeza, y siempre repiten el mismo nombre. Somos polvo y en polvo nos convertiremos, pues echando un polvo o haciendo el amor me quiero fundir yo contigo y descansar eternamente. El fuego interno candente me quema, mientras suspiro por vos mi bella dama, que tengais una vida feliz y plena y si no es asi... Ya me encargare yo de que asi sea.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Anochece.


Intentando abrir el paraíso con una ganzúa… Pero mi ganzúa está rota desde hace tiempo, las puertas del paraíso están reservadas para otros, a mi ya solo me queda el infierno… Y es que por más que intento forzar esas puertas no puedo entrar, pero qué coño, me quedo aquí entre llamas, calentito. Frustración sería la palabra acertada para definir este sentimiento, pero en fin, llegados a un punto… Nada importa. Tú a Londres y yo a Nueva York, la película de nuestra vida, y es que la echo tanto de menos que cada vez veo esas puertas más lejos, y la cerradura? Cada vez más cerrada, ni mi vieja ganzúa rota sirve… Quiero verla, abrazarla y besarla, susurrarle al oído que tengo ganas de comérmela poquito a poco o decirle que todo va a estar bien, y que no se tendrá que preocupar de nada nunca más, que yo estaré siempre protegiéndola; pero soñar es gratis, y no sé si es el destino que me putea o soy yo, pero ese paraíso o no es para mí o mi tren en esa dirección ya pasó… Da igual. Es tarde, estoy cansado, adiós.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

And after all... You're my wonderwall.


Sólo sé que no puedo verla triste, que a cada lágrima que derrama se me parte el alma en mil pedazos… Hoy esos pedazos se han juntando y han cogido boli y papel para escribir esto desde lo más profundo de mi corazón. Porque ha sufrido bastante y ya es hora de que sonría, porque si ya es preciosa, sonriendo luce muchísimo mejor al mundo. ¿La habéis visto reír? Tiene la sonrisa más blanca y bella del mundo, que me derrito solo con verla y abrazarla es el súmmum, sentir su ritmo cardíaco ha sido la mejor de las sinfonías jamás compuestas por la naturaleza…
Sólo quiero que sea feliz, si la veo sonreír mi corazón es feliz, yo soy feliz… Ergo si ella sonríe, yo sonrío con ella… Y si llora, lloro con ella.
Recuerda, con dar dos chasquidos y susurrar mi nombre… Estaré siempre que lo necesites.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Forever we'd be free...


Me hallo en la estación de trenes, el último rayo de Sol agoniza lentamente antes de dar paso a su fiel amante, la Luna; allí estoy apresurando el cigarro antes de subir al tren. Una vez llegado a mi destino voy directo a casa a descansar pensando "Chico, duerme bien, mañana empieza lo bueno..."
Al día siguiente me despierto ardiendo en deseos de verla cuanto antes. Me arreglo y salgo de casa, me planto raudo en su portal, mis piernas avanzan a una velocidad frenética, como dirigidas por el mismísimo diablo... Una vez allí, la llamo y baja acelerada, bellisíma como siempre, me besa como si no existiera mañana; yo le devuelvo el beso con la misma intensidad, como si de la última vez se tratara... ¡Joder! ¡Me tiemblan las piernas como a un chiquillo dando su primer beso! La cojo de la mano y la llevo a dar una vuelta. Pasamos por mil lugares, hablando de todo y riendo de nada... La llevo a mi lugar favorito y allí nos sentamos en un pequeño banco... Nos miramos fijamente como si nos conociéramos de siempre, sus ojos piden deseo, los míos delirio, juguetea con su lengua pidiendo guerra, yo acaricio su bella cara mientras hace el amago de morder mi mano, pidiendo todavía más guerra... "Vámonos ya..." me susurra sensualmente al oído mientras una sonrisilla burlesca se dibuja en mi cara. La llevo hasta mi casa, se desenvuelve como si la conociera al detalle, me tira en la cama y me arranca la ropa cual tigresa, y yo, por no ceder en el tira y afloja, le respondo con la misma pasión.
En ese momento era suyo y solo suyo, no existía nadie mas, solo ella y yo, y ella... Ella era toda para mi. Allí estábamos, con las vergüenzas al aire entregándonos al mayor delirio placentero jamás conocido, mientras rezábamos porque nunca terminara... Sinceramente, si a eso le llaman pecado... ¡Maldita sea! ¡Yo quiero arder en el infierno!
Esa noche dormimos más abrazados que nunca, mirando el firmamento con la Velux abierta, jurando que nunca nos separaríamos...

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Fly me to the moon


Allí estabas, bailando extasiada entre soles mientras yo me sentaba sobre la luna y un manto de estrellas me arropaba... Allí estaba yo, en uno de mis sueños, sentado en la Luna, esperando por ti para dar un paseo por la Vía Láctea.
Soñé que te llevaba a los lugares más recónditos de Marte mientras tu deseabas llevarme a rastras a los delirantes y frenéticos mundos de Venus... Soñé que mirábamos absortos, sentados en los anillos de Saturno, los asteroides pasar mientras tu mano recorría suavemente mi torso y mis labios analizaban la finura y suavidad de tu piel... Soñé que te llevaba a Neptuno, y allí te envolvía bajo un manto de cálidos abrazos debido al frío del planeta... Quizás habría estado mejor un paseo por la órbita solar... Soñé que dábamos pasos de gigante por la Luna y nos mirábamos sonrientes, después de haber grabado en el místico suelo nuestras iniciales... Allí estabas tumbada en la Luna mientras yo daba pasos de astronauta por cada uno de tus lunares...

miércoles, 20 de julio de 2011

Ese rayo de sol...


Me encuentro perdido ante la inmensidad del cielo, perdido al igual que mi mirada buscando un rayo de sol ante la superpoblación de nubes, un rayo de sol que lleva tatuado su nombre, un rayo de sol que me caliente y parta mi cara al chocar sus labios contra los míos… Perdido me hallo buscando ese rayo de sol que inspira estas palabras y provoca mis sonrisas, ese que tanto anhelo, ese que deseo con todas mis fuerzas que llegue y con las mismas que deseo que jamás se marche… Y la verdad, no me sorprende que vuelva a venir tu risa a mi cabeza, pero esta vez será diferente, no te escribiré a ti, le escribiré a mis ganas de desayunarte con los ojos, comerme tus abrazos y cenar con tus besos, repasando cada fina línea de tu cuerpo suavemente para rememorar el tacto de tu piel al rozar con la mía, ese momento mágico en el que una breve descarga recorre mi cuerpo, una breve descarga tan agradecida como ese rayo de sol que se abre paso entre las nubes…

jueves, 14 de julio de 2011

Buenos dias...


Asomado en la ventana contemplo el panorama... El frio asfalto cubierto por una fina capa de lluvia veraniega, las gotas resbalando por los parabrisas de los coches, los jardines mojados, las gotitas de lluvia diluyéndose en mi mano, el humo que sale de mi boca después de darle una calada al cigarro... En la calle hace frio, así que tiro el pitillo y me vuelvo a mi habitación caliente, acto seguido me meto en cama. Mi habitación, ese remanso de paz donde he soñado con ella hasta cansarme, donde hace dos días, he tenido el mejor sueño que ha pasado por las retinas de cualquier persona... Y es que por unos instantes creí tenerte a mi lado, con el pelo recogidito como en aquella foto de tu tatuaje, durmiendo... Durmiendo tan cálida y bella, con una sonrisa de oreja a oreja y yo embobado mirándote, porque el insomnio no importa si estas tu... Al cabo de un rato, te despiertas y me miras sonriendo mientras tus labios pronunciaban "buenos días" y tus ojos decían "hazme tuya" acompañado de una sonrisa juguetona, contorsionismos varios y un buen saber hacer ¡Dios, como amé ese sueño! Me levanto aturdido y demasiado adormilado, pensando que si cabe la probabilidad de que tan sólo por una vez, por una jodida vez, pudiera hacerse realidad...

viernes, 1 de julio de 2011

Un momento de calma...


Porque hoy me he vuelto a sentir escritor tras despertarme a las cinco de la mañana después de cruzarme contigo en varios sueños. Porque me levanté sobresaltado, directo a coger boli y papel y plasmarte en mi libreta en una noche plácida y calurosa, después de haberme perdido contigo. Soñé que me cruzaba contigo en una autopista a 100 por hora. Soñaba que te cantaba a ritmo lento, mientras tocaba mi guitarra en una puesta de sol cruzándo miradas y me acompañabas con tu voz armoniosa… Soñé también que tomábamos café en una terracita tranquila de Nueva York mientras te deseaba con los ojos y te comía con los labios. Después nos fuimos a una playa desierta de agua cristalina, donde jugabas revoltosa con el mar y la arena y te metías en el agua cual sirena, mientras que con un leve gesto me decías que te acompañara… Soñé picante cuando estábamos jugando en una cama bajo sábanas, era un toma y daca por saber quien llevaba la voz cantante y curiosamente siempre acababas ganando… Acabé soñando que volaba agarrado de tu mano mientras sobrevolábamos los rascacielos de Manhattan… Porque cuando me cruzo contigo en mis sueños sonrío… Porque cuando me cruzo contigo en mis sueños… Vuelvo a sentirme escritor…

miércoles, 22 de junio de 2011

...


Después de tanto examen y tanta cosa solo me apetece disfrutar de la vida! No quiero oír hablar de ninguna materia en concreto, porque si me hablan de lengua les diré que ella es mi objeto directo, aunque la prefiero como atributo, porque? porque es un tributo a mis ojos observarla... Si me hablan de historia les contestaré que historia son las que me cuentan las lineas de sus labios. Inglés... Todo el que quiero escuchar es el suyo mientras canta Wonderwall. Gallego, como sus raíces. Matemáticas, perderme por su tangente mientras hallo las asintotas de las parabolas de sus caderas. Química, la reacción exotérmica resultado de la fundición de dos cuerpos. Y por ultimo, mi asignatura favorita, física, si me hablan de física les diré que para mi la física empezó a existir cuando vi tal belleza, que me atrajo como un campo magnético atrae a un conductor y que me hizo soñar a la velocidad de la luz...

sábado, 4 de junio de 2011

Selectivo.


Llegados a este momento os he de decir que una fuerza mayor que empieza por selec- pasando por intento de suicidio e estudio intesivo y acaba por -tivo requiere toda mi atención, sólo quedan cuatro dias... Así que a saber cuando volveré a escribir... Quién sabe, dentro de un mes... Dos... Cuando la inspiración llame a mi puerta, esa inspiración con nombre y apellidos, esa inspiración que me encanta y me lleva por la calle del delirio y me hace suspirar.









Dreamer dreams she never dies...

miércoles, 25 de mayo de 2011

She's love.


Porque pese a todo lo que tengo que estudiar: lengua, gallego, inglés, historia, matemáticas, química y física, siempre tengo tiempo para ti, porque eres mi asignatura favorita… Porque ahora no estás y de momento los mejores repasos que hago son los de tus fotos cuando me quedo embobado mirándolas. Aprendo donde tienes los lunares, como esos tres en forma de triángulo debajo del cuelo, el grosor de tus labios o la longitud de tus uñas para saber si el tatuaje que dejarán sobre mi espalda será eterno o en cambio tendré que ir a repasarlo para tener siempre presente que estuviste ahí…
La espera se hace interminable y yo estoy impaciente, impaciente por tenerte entre mis brazos una vez más, impaciente por esos cálidos besos e impaciente por tener tu rostro frente al mío. Porque si las puertas del cielo están abiertas para los que saben esperar, prefiero ir al mismísimo infierno, pero eso sí, de tu mano, dejaré que me lleves al paraíso por el mal camino… ¿Me quieres? Soy todo tuyo.

viernes, 20 de mayo de 2011

Someday you will find me...


Me elevo a mil pies de altura por encima del resto cuando te pienso, levito a ras de suelo cuando te sueño y sueño despierto cuando pienso que te rozo con una precisión milimétrica como si tuviera un calibre en mis manos y supiera donde tocarte.
¿Sabéis? Para mi ella no es un vano recuerdo que reside en mi memoria y que tarde o temprano se acabará borrando, para mi ella es mucho más que eso, para mi es una realidad con nombre y apellidos y una belleza innata, única, que nadie más tiene. Tengo el puto convencimiento de que ella y solamente ella merece la pena, como si no existiera ninguna chica más en el planeta Tierra; pensareis que estoy loco y no os quitaré la razón porque estoy loco por ella. A veces, por no decir la mayoría, me gustaría poder sacarla de mi cabeza un instante y tenerla delante tan solo para poder rozarla con esa precisión que he comentado antes, solo que esta vez en lugar de usar mis manos, mis labios serían mi mejor arma…

domingo, 15 de mayo de 2011

Quiero verte de nuevo y repetir lo que pasó...


Dos semanas sin sentir el tacto de tu piel rozando mi espalda, dos semanas sin tener tus huellas sobre mis lumbares, dos semanas sin ti… Sé que no quieres escuchar este tipo de cosas, ni yo voy a agobiarte diciéndotelas, escribo esto porque de una manera u otra necesito desahogarme y contarle al mundo todo lo que te quiero. En estos momentos eres tan necesario como respirar, quiero tenerte a mi lado, quiero tenerte de mi mano y no volver a soltarte; porque dos semanas pueden parecer poco, pero sin tus suspiros, dos semanas se convierten en dos años… Porque cada segundo que tú no estás te quiero más, porque sí, te quiero, te quiero con dos manos tapando mis ojos. Todavía tengo, y tendré, grabadas las seis letras de tu nombre bajo mi piel… Porque te quise, te quiero y te querré con toda mi alma y mi corazón… Porque sabes que si quieres mi sonrisa, yo te la regalo para que la puedas conservar siempre, si quieres mis besos, te los daré hasta que el dibujo de mis labios se quede obsoleto sobre tu piel y si me quieres a mí, sabes que soy tuya sin dudarlo ni un instante. No quiero convencerte de las razones por las que debemos de estar juntos si no que solo quiero convencerte de las razones por las que no debemos estar separados; he aprendido a quererte, he sabido quererte y he sabido estar contigo, pero no sé estar sin ti, cada segundo es una agonía lenta y lo único que aumentan son mis ganas de estar entre tus cálidos brazos besándote como si no existiera el mañana…






Especial dedicación a Andrea que fue la que me inspiró para escribir el texto :)

martes, 10 de mayo de 2011

Can I be electric too?


A altas horas de la noche las sábanas son un mar de sudor debido al calor y a la concentración de humo que se forma en su habitación después de varios cigarros. Alarga la mano para coger el ipod que se hallaba encima del escritorio, repasa la lista de canciones y la mayoría le recuerdan a ella; después de varios minutos se decanta por una de Oasis… Se enciende otro pitillo mientras de fondo se escucha “She’s electric!” y disfruta del cigarro en cada calada. En medio de la espesa cortina de humo la divisa “¡Maldito insomnio!” piensa, y es que ya no es la primera vez que se le aparece en esas largas noches sin dormir… Mientras ella baila al compás de la música, él la escribe en sus tablaturas, la escribe en do re mi fa, la busca en sol, pero el único sol capaz de acariciarla es el astro que la alumbra cada mañana y hace brillar sus cabellos. Se acerca a ella y roza su piel, sabe exactamente donde tiene cada lunar y los milímetros de circunferencia de cada uno de ellos, el color de sus uñas y el gracejo que tiene cuando se las pinta o los tirabuzones de su pelo; lo recuerda todo al detalle.
Corazón, cada vez que te veo te memorizo para poder estar contigo las 24 horas del día en mi mente y así poder observarte mientras arrancas a bailar o hacer el amor bajo la noche estrellada. Cada vez que te vuelvo a encontrar soy como un niño pequeño abriendo sus regalos de navidad, porque cuando te vuelvo a encontrar te recibo con toda la ilusión del mundo… Porque cada vez que te vuelvo a ver, es como si fuera la primera vez…

miércoles, 4 de mayo de 2011

Nos queda el tesoro de vernos poco...


Enciendo la llama del mechero bajo la luz tenue del escritorio, en mi cara una leve sonrisa se dibujaba, acto seguido recuerdo aquella foto en la que salía ella sonriendo bajo sombras; siempre me encantó esa foto. El gas se consume mientras que la llama aumenta al mismo tiempo que aumentan mis ganas de volver a verla, la echo demasiado de menos…
Son las tantas de la madrugada y tengo la menor intención de dormir, tengo hambre y no sé si por suerte o por desgracia ella no está en mi nevera, porque ahora mismo la única intención que tengo es comérmela a besos y dejarla sin aliento entre mis brazos. Porque ella tiene ese algo que no tienen las demás, ese algo que hace que un tímido cosquilleo me haga vibrar intensamente cuando la pienso… Es única, joder si lo es, cualquier parecido son imitaciones y gracias al destino, a Dios o a quién vosotros querais he tenido el placer de conocerla y poder sentirla… Compadezco a los pobres mortales que no han tenido ese mismo placer…
Princesa, ahora, con permiso de mis lectores, te brindo lo siguiente: “Déjame que te diga, con clara intención de sonar obsceno, que quiero probar tus dieciocho ya que no tuve el placer con tus diecisiete. Quiero que tu piel roce con la mía y que sientas como somos uno bajo sábanas…”

lunes, 2 de mayo de 2011

Diario de un bachiller... 2.


Bienvenidos a MAYO bachilleres, estamos en la recta final. Porque al final pasa, siempre pasa lo mismo, el reloj agota los últimos granitos de arena que le quedan y llega lo inevitable, final de curso. Estamos a 2 de mayo, quedan 19 días para el final de las clases y 36 días exactos para que empiece ese infierno llamado selectivo, pero no os asustéis que no es para tanto, tan sólo es una prueba de fuego para la que se nos avecina en un futuro.
Por éstas fechas es cuando realmente entran las prisas y empiezan los llantos, lloros y lamentos y en los pasillos del instituto se puede palpar la tensión el ambiente, mientras tanto en clases y bibliotecas se escucha la típica frase “¡No llego!”, tranquilos, sí llegáis.
¡Ánimo! No bajeis los brazos que se puede hacer y con suma facilidad además, no dejeis que los nervios os jueguen una mala pasada, si no dominais vuestros nervios el único camino al que os dirigís es a la perdición. Ahora es cuando no se puede perder tiempo, cuando nos hacen falta las 24 horas del día si es necesario, así que aprovechadlo todo, día a día, hora a hora, minuto a minuto y segundo a segundo, merecerá la pena. ¡Ánimo bachilleres! Tan solo es el sprint final, despues el día 10 de junio ya lo podremos celebrar todos, pero haced el esfuerzo, merece la pena para tener un verano como dios manda. Así que solo me queda deciros que no valen lamentos, ahora los que valemos somos nosotros, nuestra agudeza e ingenio para pasar el selectivo, ánimo y mucha suerte a todos… Nos vemos el día 8.

jueves, 14 de abril de 2011

Suspiros vanos, caricias calculadas y besos infinitos...


Me asomo a la ventana a la vez que saco un pitillo de la cajetilla de Camel recién abierta y me paro a pensar un rato. El cigarro se consume por segundos, el humo se disipa disimuladamente en la atmósfera y mientras tanto un gato solitario se pasea curioso por la calle, en esos momentos desierta. Apago el pitillo, miro el móvil para comprobar la hora y me encuentro con ella, con ella y su sonrisa, su sonrisa indiscutible, siempre la misma, siempre bella… La echo de menos, ¡joder si la echo de menos!, intento convivir con ello pero la agonía llega a ser tal, que resulta insoportable; por esa razón me entrego al folio, porque de una manera u otra me estoy entregando a ella…
Te escribo estas palabras a mil años luz de ti, porque sé que de alguna forma las acabarás leyendo, aunque no quieras, aunque no te importe, aunque no quieras saber de mi o simplemente aunque no tengas ganas de nada, en el fondo sé que las acabarás leyendo. Y cuando lo hagas, de alguna manera conseguiré avivar la llama que hay en tu interior, esa llama que se muere de ganas por volver a arder. Te escribo estas palabras por si algún día, por el motivo que sea, no te vuelvo a ver: “Me gustaría mirar todo de lejos, pero contigo…”

miércoles, 6 de abril de 2011

Cambiaría todo por estar a tu lado en estos instantes...


Una noche más eres la protagonista de mis relatos, una noche más que tampoco duermo… Porque cuando te paseas curiosa por la nube de mis pensamientos, me vuelvo puro insomnio; porque cuando apareces dejo de ser yo para convertirme en el mejor explorador cuando me aventuro por las zonas más ocultas de tu cuerpo. Una noche más que maldigo mis pensamientos…
Después de largas horas de vueltas en cama me levanto un tanto aturdido y acalorado, abro la ventana y me dedico a otear las estrellas, la noche está de ojos abiertos y soy el único superviviente en esos momentos… Tras interminables cigarros y efímeros bostezos caigo rendido ante el cansancio y me sumerjo en lo más profundo del mundo de los sueños y allí estás tú, mi intrusa onírica favorita. Cruzamos miradas, jugamos al despiste intentando evitarlas, pero siempre se acaban cruzando en el mismo punto. Luego me sonríes mientras te alejas grácilmente, induciéndome a que vaya detrás de ti, te seguiría hasta el mismísimo infierno si hiciera falta… Te contemplo mientras caminas, con esos andares que conducen al delirio, te detienes, me acaricias sensualmente como lo hiciste la última vez. Me miras fijamente pidiéndome guerra y te devuelvo la mirada pensando “cariño, comparado con esto, la guerra será cosa de niños…”, sólo que esta contienda no entiende de bombas y misiles, si no de gemidos y arañazos, sudores y gritos, hasta que los cuerpos aguanten…
Me levanto sudoroso y acelerado, vuelvo a abrir la ventana y no sé si el cansancio que me hace delirar… Pero en el firmamento contemplo tu inicial, perfectamente legible, con una bonita caligrafía, como si alguien ordenara las estrellas con riguroso orden. Me fumo el último cigarro mientras me despido de la noche susurrando “Cambiaría todo por estar a tu lado en estos instantes…”

sábado, 26 de marzo de 2011

No me tientes, que si nos tentamos no nos podremos olvidar...


Llega a casa, la misma rutina de siempre: se quita la ropa, se pone el pijama y se mete en cama. Una vez acostado no duerme, piensa, piensa demasiado, quizás de ahí derive su insomnio. “¿Qué piensa?” os preguntareis, pues piensa que el no verte, no escucharte ni abrazarte, no besarte… Al fin y al cabo el no tenerte, es peor que la muerte; ¿el suicidio es de cobardes? Más de cobardes es no conocerte. Porque eres un misterio, porque tu cuerpo y tú sois un misterio sin descifrar y esta noche seré el mejor Sherlock Holmes sin su Watson para resolverte. Porque eres el más complicado de los acertijos y a mi me encantan los retos… Porque cuando te plasmo sobre un papel me cuesta escoger las palabras y porque no existe diccionario que las recoja, porque a veces dudo de su existencia y necesitaría inventarme una palabra para definirte. Cuando te plasmo sobre el papel, amor mío, lo hago sin tapujos ni tabúes, lo hago desde mi alma hasta ti…
Porque soy el mayor funambulista, candidato a vuelo sin motor cuando hago acrobacias sobre la curva de tu bella y perfectamente esculpida figura; porque aunque caiga no necesito paracaídas, porque vienes tú y me salvas, porque en los momentos difíciles tu presencia es la más cálida y reconfortable. Cariño, sé que puedo parecer repetitivo a veces pero, esto es una partida de ajedrez, tú las blancas, yo las negras; se prevé un duelo apasionante, muevo yo primero, el final de la partida está en tus manos, lo decidís el destino y tú…

viernes, 25 de marzo de 2011

Me haces temblar, soñar, me curas...


Una noche más se planta ante el papel a las tantas de la mañana. Una noche más el folio le impone, no sabe qué escribir, está falto de ideas, así que escribe lo primero que se le pasa por la cabeza. No sabe qué escribe, no entiende el contenido de su texto, pero escribe, el ipod suena de fondo mientras reproduce la serie a la que estaba enganchado; está cansado, pero cree que merece la pena seguir escribiendo.
Deja el boli y el papel por un momento, se mete en cama, la piensa, la sueña… Se retuerce de placer entre sábanas de solo imaginarse que la tiene a su lado, maldita imaginación… Se levanta cuasitaquicárdico, empapado en sudor, así que se lía un pitillo, debido a su alteración le es imposible estarse quieto, con tan mala suerte que el tabaco se le cayó al suelo; recupera la calma y por fin se fuma el maldito cigarro para paliar su sofoco.
Rematado el pitillo se dirige a la cocina a tomar el aire y beber algo, que en ese momento era casi tan necesario como respirar. Al volver a su habitación sin saber como ni por qué motivo la tenía delante, casi etérea, tan bella como siempre… Se quedó impasible frente a la cama, donde estaba ella postrada. Se iba a frotar los ojos para cerciorarse de si era un sueño, pero en ese momento no tenía ganas de comprobarlo. Se acercó lentamente hacia ella, se acostó a su lado y le susurró dulcemente “Bella mía, sé que eres mi sueño y yo quiero seguir durmiendo…”

martes, 15 de marzo de 2011

Give me just a smile...


Que la magia no surge de la nostalgia, tampoco del dolor... La magia surge de pequeños momentos que se acaban convirtiendo en especiales. La magia reside en cada mirada, cuando tus ojos penetran en mi interior fulminantemente y me haces cómplice de la cárcel de tu corazón; la magia habita en cada caricia, en cada abrazo, en cada guiño, en cada beso... La magia, MI magia, está en tu interior.
Que no cambio ningún atardecer a tu lado por nada del mundo, ni tu melena pelirroja, ni tu sonrisa traviesa que se asoma disimuladamente cuando escuchas alguna de mis tonterías. Que mentiría si dijera que podría estar perfectamente sin tu presencia, que odio tus pecas, que no me vuelves loco, que no te quiero o que no me importas... Sería el mayor de los farsantes...
Porque te tengo y no, porque estás a mi lado aunque no estés, porque te tengo presente las 24 horas del día, porque te tendría presente los 365 días del año. Porque tú siempre existes dondequiera pero existes mejor donde te quiero. Porque nada importa si tú estás, porque es imposible no quedarse prendado de ti... Porque eres bella como tú misma y porque eres buena desde el alma a mi.
Porque eres mía, porque no eres mía... Porque soy bueno pero tú me haces ser el mejor. Porque somos uno, porque soy yo, porque eres tú...

lunes, 14 de marzo de 2011

Come dancing with me...


Tira la máscara, entre tú y yo no existen tabúes, no al menos desde que nuestros polos se encontraron y se unieron en el meridiano, donde se anulan nuestras cargas y pasamos a ser una sola, neutra.... Te miro a los ojos y reflejan fuego, ese mismo que te quema por dentro y que sólo yo sé apagar; aunque quién muriera calcinado. Me cuestiono también el mundo cuando tus ojos me miran fijamente pidiéndome guerra y respondo ofuscado con los míos, que le contestan que será una ardua batalla de sábanas, mordiscos, gemidos y jadeos; una batalla que no tendrá fin hasta que uno de los dos tire la toalla, las vergüenzas o las ganas.
Te tengo enfrente y todavía te pienso, porque aunque estés delante y pueda besarte, no dejo de pensar cómo consigues que en esos labios tiernos haya podido acomodarme, sin quererlo, sin buscarlo…Encontrándote. Y en tu bella figura me recuesto y siento que encontré donde poder descansar mis ganas de darle dolores de cabeza al mundo. Estás a escasos milímetros y deliro, voy camino del más puro éxtasis que desatará en locura, esa locura de la que si me dejas, quiero ser prisionero.
Porque me vuelves loco, porque tu cuerpo y tú, en todo vuestro esplendor, me volvéis loco. Porque eres un pecado y mi sitio en la iglesia está cogiendo telarañas, porque soy tu mayor pecador… Porque tú y solo tú, sabes como llevarme al paraíso tomando el primer desvío hacia el infierno. Callejón sin salida cuando tus manos juegan a tientas con mi sexo.

jueves, 10 de marzo de 2011

I'll be by your side...


Se hallaba sentado tranquilamente en un banco del pueblecito mientras se fumaba un pitillo y escuchaba su música. Era la primera vez que pisaba aquel lugar, bastante agradable, aunque un poco frío al estar al lado del mar… Pasaba el tiempo y el tabaco no mataba sus nervios, así que cuando acabó el cigarro, se encendió otro. Notaba todo su cuerpo tembloroso, así que decidió ponerse a andar, comprobó que no era dueño de sus pasos… Después del breve paseo decidió volver a sentarse, cuando de repente creyó verla, pero su mente le jugaba una mala pasada… Estaba acabando el pitillo cuando la vio venir, ésta vez sí era ella… Su melena roja como el fuego ardiente, igual la pasión que ella lleva dentro y su cuerpo escultural… Era pura belleza. Se acercó a ella le dio dos besos y comenzaron a andar. Al cabo de un rato se sentaron en un banco y descubrió lo interesante y maravillosa que era; y justo cuando el Sol y la Luna se cruzaban en su punto de encuentro, se besaron… Al final del día, él regresó a su casa con un pensamiento en la cabeza… “Amor, voy a llamar a los historiadores, acabo de encontrar la octava maravilla del mundo… Tú.”

miércoles, 2 de marzo de 2011

Come and make my day...


Que no miento si digo que mataría en estos instantes por escuchar tu voz una vez más, sentir tu calidez a la hora de abrazarme, tú sonrisa juguetona a la hora de mirarme… Que me cuesta escoger las palabras cuando esos labios seductores se disponen a pronunciar una oración o que me cuesta respirar cuando los mismos deciden besarme… Que en ese mismo momento no existe nadie más y que mis textos no son los mismos si tú no estás. Que no voy a negar que me encanta ir por la calle y rememorarte, un lugar, un momento… Si tuviera que escoger alguno me quedaría con todos y cada uno de ellos. Que adoro ir caminando y soñarte cuando me cruzo con tu perfume, o simplemente me cruzo contigo en mis aceras oníricas, porque sueño despierto cuando voy por ahí y creo verte… Porque sueño despierto esperando volver a escuchar el timbre de tu armoniosa voz…

lunes, 21 de febrero de 2011

Relámpago de sensaciones...


Como rozarte milimétricamente y caer desmallado de la emoción, esa era la sensación que ella le transmitía; como si una corriente eléctrica recorriese todo su cuerpo durante una fracción de segundo... Era increíble dicho efecto, siempre se había preguntado qué se siente cuando una pequeña descarga recorre tu cuerpo suavemente. Sentía como si en ese mismo instante estuviera de cuerpo presente, pero su alma estaba pululando por mundos totalmente inimaginables… Mientras tanto la pequeña corriente buscaba inevitablemente una salida por cualquiera de sus extremidades, como si escapara de algo; cuando finalizó, volvió al mundo de los mortales… Maravillosa sensación…

viernes, 18 de febrero de 2011

Tantas emociones aquí no caben...


Había pasado una noche estrepitosa, vueltas de campana bajo sábanas pero sin nadie a su lado, se disponía ir a clase como todos los días, la jaqueca remitía por momentos… Desayunó, se fumó su cigarro, se duchó, se vistió, cogió la mochila y cruzó el umbral de la puerta como hacia cada mañana… Llegó a clase y tras una hora de matemáticas, fue al instituto a junto de sus amigos… Fueron a la playa, a ver las olas, el mar azotaba con fuerza las costa, y el allí sentado en una roca, impertérrito ante el oleaje, con el sol de cara, un clima agradabilísimo y las gotitas de espuma de las olas al romper contra las rocas colisionaban tímidas en su cara…
El mar se calmó por un momento, lo que no se calmó fue su cabeza, que empezó a cavilar, en dicho momento, se paseó curioso por sus fosas nasales aquel olor… “Otra vez…” pensó, ese aroma era para el como el canto de sirenas, cuando más apropiado en aquel momento, en esa playa… Creyó verla por un momento, alejándose para ver el oleaje más de cerca, delirios de grandeza o dolores de cabeza… No sabía a que achacarlo… Lo único que sabía era que hablar con ella, verla, olerla, sentirla… Estar a su lado era más bello que la explosión de una supernova.

lunes, 14 de febrero de 2011

Por ti trasnocho, por ti derrocho lo poco que tengo...


Sálvame de líos, cúrame de infiernos, devuélveme tus besos tiernos... Regálame tus ansias y te lo compensaré con mi deseo, regálame tus noches y yo te daré los mejores despertares. Otórgame una caricia combinada con tu bella y seductora mirada y te devolveré la ilusión... Regálame tu pasión y me entregaré a ella, regálame todas tus sonrisas, las flojas, las entrecortadas, las fingidas, las inevitables, las risotadas, las cómicas, las sinceras... Yo seré el encargado de provocarlas. Regálame una mueca y te la devolveré en forma de guiño, regálame el mayor abrazo jamás inventado y te daré todo mi calor...
Devuélveme la complicidad y sabrás lo que es la química de verdad, regálame tu presencia y prometo y juro que jamás estarás sola. Regálame un te quiero y... y yo no sabría que hacer a cambio de un te quiero pronunciado por tus labios...

viernes, 28 de enero de 2011

Voy a robarte un beso y te pediré de rescate un millón más...


Caía la noche y caminaba meditativo por la casa, hacía frío, demasiado frío así que decidió encender la cocina de leña, de esa manera mantendría entretenida su cabeza y dejaría a un lado aquellos pensamientos melancólicos que lo invadían últimamente… Salió un momento a por leña, iba poco abrigado y el frío le acusaba, entumeciendo sus piernas y sus brazos. Cogió un montoncito de leña de la bodeguita…
Al entrar en casa, tuvo algo semejante a un flash, pero no le dio importancia; encendió la cocina y se sentó en una vieja silla de madera de roble, al lado de ella, mientras se encendía un cigarro. Estaba toda la habitación a oscuras y por la ventana entraba un diminuto rayo de luna a través de el cual creyó divisarla, malditas alucinaciones…
Sentía los crujidos de la leña, aquella bonita y silenciosa melodía en una noche de luna llena que lo dejaba pensativo con sus pensamientos al rededor de aquel tema que comenzaba a ser fetiche: ella. Cuando se quiso dar cuenta el pitillo estaba ya en las últimas, no se había percatado de que lo había dejado en el cenicero y se iba consumiendo lentamente; le dio las últimas caladas, al soltar el humo, este cruzó por delante de los cristales de la ventana a través de la cual aquel ínfimo halo de luna todavía se asomaba cual intruso en la sala; y volvió a divisarla otra vez, a lo lejos, en el campo…lo cierto es que habría sido macabro si no fuera tierno y dulce imaginarla así de cerca.
Necesitaba descansar, de modo que subió por la antigua escalera de madera, que aunque estaba un poco carcomida, todavía se mantenía fuerte como un roble, como si se negara a perecer. Cuando llegó arriba, caminando por el pasillo, la Luna lo iluminó todo a través de una puerta que había al final del corredor; se acostó en la cama y cerró los ojos. De repente un ruido indiscreto en la habitación de al lado le despertó, se levantó casi exasperado y alerta, pero se obligó a creer que era imaginación suya, eran las 3 de la mañana, necesitaba dormir de una vez. Estaba cerrando la puerta cuando aquel haz de luna persistente se volvió a asomar y la volvió a ver de nuevo.
Si, necesitaba dormir, definitivamente lo necesitaba. Volvió a la habitación y no sabía ni como ni por qué ella estaba allí, era inexplicable… Cuándo había llegado, cómo había entrado. Creyó estar soñando, así que se pellizcó lo más fuerte que pudo por si otra vez su imaginación le estaba jugando una muy mala pasada, pero no, todo aquello era real. No dijo nada, absolutamente nada, se quedó tácito, mirándola como un tonto.
Luego, lentamente caminó hasta el borde de la cama y se acostó a su lado y se quedó mirándola a los ojos...si era un sueño, no se quería despertar. Luego la besó y la abrazó, no sabía que hacer, el corazón le iba a mil por hora…

jueves, 27 de enero de 2011

Que por fin me necesites...


Mi táctica es mirarte, aprenderte como eres, quererte como eres, mi táctica es hablarte y escucharte, construir con palabras un puente indestructible ,mi táctica es quedarme en tu recuerdo no sé cómo ni sé con qué pretexto, pero quedarme en ti...
Mi táctica es ser franco, y saber que eres franca y que no nos vendamos simulacros para que entre los dos no haya telón ni abismos
Mi estrategia es en cambio más profunda y más simple, mi estrategia es que un día no sé como ni con qué pretexto, por fin me necesites...







"Táctica y estrategia"
Mario Benedetti.

viernes, 21 de enero de 2011

Y te otorgo hasta mi último aliento...


Llámame egoísta por querer tenerte aquí a mi lado un segundo más, llámame egoísta por querer deleitarme con tu aroma otra vez, llámame egoísta por quererte, llámame egoísta por odiarte… Llámame egoísta una vez más por suspirarte, llámame egoísta por anhelarte, llámame egoísta y acaríciame con tu fino y bello tacto una vez más… Llámame egoísta por no querer soltarte y dejar que te marches, llámame egoísta por retenerte, por llenarte de besos y colmarte de flores y halagos… Llámame egoísta por imaginarte, llámame egoísta por soñarte, llámame egoísta porque seas la protagonista de mis sueños húmedos, y de los cálidos también… Llámame egoísta por reclamarte, por añorarte, por querer tenerte entre mis brazos hasta el amanecer…
Llámame egoísta por mentirte, no te quitaré la razón, tampoco recaeré, palabra de honor, llámame egoísta, o capullo, o imbécil, o lo que te venga en gana, llámame egoísta con ese desparpajo tuyo, pero sobre todo, y en esto soy irreducible, llámame egoísta y prométeme que no te irás... Yo permaneceré aquí siempre, pensándote…

miércoles, 19 de enero de 2011

Te regalo mi tiempo, mi sentimiento...


Yo soy loco por vos, tan loco que caminaría por la línea de tus labios sin cuerda de seguridad; buen comienzo, prosigamos, soledad, llanto, desesperación y angustia, oscuras y bellas palabras que se distraen vagas de la fila; para unos negativas, para otros positivas y para otros pocos simplemente palabras neutrales. No sé a que punto he llegado, no sé si estoy en el lado positivo o el negativo, o simplemente me hallo en el punto neutro, no lo sé, es difícil caer en los términos medios, pero supongo que en el mencionado punto me sostengo, casi con desesperación pienso, como a tu olor por otra parte. Continúa, no te detengas, sigue escribiendo, a tu rollo, así está bien, así estoy bien, estudios, escritura, amigos, borracheras y fiestas, cero distracciones, no hay tiempo para ellas, los viernes y sábados ya tienes bastante con pasártelo pensando en ella, a veces a tiempo completo, parcelando el tiempo otras, entre cervezas frías como el hielo, cigarros candentes como yo, cuando te sueño sin ropa y futbolines que se alargan intensamente como si de un Barça – Madrid se tratase… Noches de risas, noches de diversión, pero sobre todo noches entre amigos… No necesito nada más. Y esa chica del final de la barra que me sonríe coqueteando con su pajita y una mirada perdida mía que coquetea con tu recuerdo y que le dice casi con sueño que esa noche seguirá coqueteando con su bebida porque estoy ocupado haciendote el amor mentalmente. Abro y cierro el texto con la misma frase, como si de una obra de García Márquez se tratase, no hay más, yo soy loco por vos…

lunes, 17 de enero de 2011

Tu me enseñaste que se puede querer lo que no ves y susurraste que el pasado es como un dia malo...


Durante años un estado de maduración latente se ha hallado en mí, al cual no le he querido hacer caso, pero “pasito a pasito se hace el caminito” dado que en esta vida no hay tiempo para ser un crío, llega un momento en el que el raciocinio te dice “¡BASTA! Ya has tenido suficiente para comportarte como un niño pequeño, te lo has pasado bien y te has divertido al máximo, es hora de crecer…”. Echo de menos la niñez, cuando no tenias tantas preocupaciones como ahora, eran buenos tiempos viejo… Pero ahora toca crecer, es la verdad pura y dura, ya no podrás usar la frase “son cosas de niños” no, ahora tendrás que usar “son cosas de adultos” o alguna bobería por el estilo o simplemente callarte la boca y asumir, no hay otra, ojala pudiera decir que la hay, pero no, ya no…
Cuando eres pequeño aprendes de los errores, te hacen crecer, pero yo nunca quise aplicarme el cuento, si los errores están ahí es para que los cometamos, somos seres humanos y si, tropezamos más de una vez con la misma piedra, sobre todo en la etapa de aprendizaje. Ahora no hay errores que valgan, ahora si es cuando tengo que empezar a aprender de ellos, y he aprendido, vaya que si he aprendido… La diferencia entre la niñez y la edad adulta es que cuando cometes un error siendo un crío te ganas un castigo, y siendo mayor es cuando pierdes cosas, cosas valiosas y que te importan de verdad… Pero nunca es tarde para cambiar y madurar, era el empujón que me hacia falta, ahora toca dejar todo atrás, podrás pasártelo bien, si, pero en su justa medida, ahora hay prioridades, estudia anda, es importante para ti y tu futuro. Maldigo Nunca Jamás, ¿Dónde estabas cuando te necesité? Ahora todo son complicaciones y trabas por aquí y por allá, es hora de coger pico y pala e ir reconstruyendo todo poco a poco, el beneficio de la duda es aplicable dado que, es difícil que alguien cambie si, pero no se trata de un cambio, se trata de una maduración, cambiar pequeños aspectos y modificar otras cosas, es muy aplicable aquí, me he marcado unos objetivos que pienso cumplir. Bueno viejo, ya sabes cíñete a la frase “era más feliz siendo un crío ignorante ya, bueno como todos, pero ya no todo es como antes”, llévala como bandera, ondéala a los 4 vientos, pero que sea tu buque insignia siempre, sé que todo te irá mejor…

sábado, 15 de enero de 2011

Diario de un bachiller...


Tic-tac, tic-tac, el reloj agota inexorablemente cada segundo de vida, el tiempo vuela, demasiado rápido a veces, aburridamente lento otras… Los días pasan rápido, hoy estamos en enero y rápidamente aparecemos a finales de abril sin ni siquiera habernos dado cuenta. “Diario de un bachiller”, así se titula este texto, podría escoger otros muchos títulos, pero este es el que mejor engloba la vida de un estudiante de segundo de bachiller, mayo acusa, junio acosa… Selectivo está a la vuelta de la esquina y con él las dudas, el estrés y las prisas, ya no hay tanto tiempo para vaguear como antaño, dorados tiempos aquellos…
Enero, mes clave, te puedes permitir el lujo de vaguear un rato, pero solo un rato, tampoco hay que excederse, el tiempo es oro, y el oro no es gratuito, al final lo acabas pagando…
Febrero, carnavales, fiesta, borrachera, ESTUDIO, no hay tiempo para juergas…
Marzo, estrés, agobio en pequeñas dosis, cansancio, exámenes, ¡asco!
Abril, más estrés, agobio en grandes dosis, semana santa, vacaciones, fiesta, borracheras, ¡¡ESTUDIAR!! No hay tiempo para el ocio…
Mayo, agobio de muchos, alivio de pocos, triple ración de estrés y agobio, exámenes muy juntos, recuperaciones, repescas varias, NOTAS, ¡¡¡ESTUDIAR!!!. ¡SELECTIVO!
Junio, alumnos al borde del suicidio, maldiciendo Bolonia, maldiciendo las PAU, deseando que todo acabe, dos semanas de agonía. Olvídate del verano y céntrate, muchas emociones juntas en un mismo día, mucho agobio, poco relax y eso el primer día. Segundo día, más tranquilo, menos exámenes pero más agobio y más estrés, sientes que las cosas no te van a salir bien, ¡¡REPASAR!!, ¡¡NO LLEGO!! Y te acabas aplicando… Muchos acaban este día, pero otros aguantan el tirón final, queda un examen ¡¡VAMOS RAFA!!. Viernes, tercer y último día, ¡¡AGOBIO!! ¡¡LLANTO!!, acabas… ¡¡LIBERACIÓN!! Ahora si, FIESTA, BORRACHERA, verano. Semana siguiente: NOTAS. Alegría para muchos, decepción para otros, pero al fin y al cabo, borrachera general.
Esto queridos lectores, a grandes rasgos y en resumidas cuentas, es el diario de un bachiller, con sus sensaciones y sentimientos, os hablo desde la propia experiencia… Mucha suerte a todos y aplicaros, merece la pena.

jueves, 13 de enero de 2011

Cárgame las pilas con un beso de urgencia...


Se encontraba en una fiesta, un ambiente un tanto selecto y ameno, pero a la vez dejaba detalles de aburrimiento. En un momento de la noche, salió a la azotea y allí se encontraba ella… Se estremece con el viento como la última hoja de un árbol que se muere, dejo que oiga mis pasos, se queda rígida un instante y comienza un breve pero intenso diálogo entre los dos…
- ¿Quieres un cigarrillo? – le dijo con un tono seductor
- Claro… Gracias, ¿te aburren tanto como a mi?
- No he venido a divertirme, he venido por ti, llevo días observándote… Eres muy deseable… No es tu rostro, ni tu físico, ni tu voz… Son tus ojos, las cosas que veo en tus ojos…
- ¿Y que ves en mis ojos?
- Una serenidad salvaje… No quieres huir, afrontarás lo que tienes que afrontar pero no quieres hacerlo sola…
- No, no quiero hacerlo sola…

El viento se eleva electrizante, ella es dulce y cálida, casi etérea… Su perfume es una dulce promesa que hace aparecer lágrimas sobre mis ojos; le digo que no se preocupe, que la salvaré de todo cuando la asuste y que la llevaré muy lejos… Le digo que la quiero… Me aferro a ella en un ardiente y cálido abrazo, la beso como si no hubiera amanecer existente… La noche se iba consumiendo poco a poco y la oscuridad se cernía sobre ellos dos, pero un fuego eterno alumbraba la llama que alimentaban con su pasión… Hay noches que desearías que no acabaran nunca…

lunes, 10 de enero de 2011

Bajo esta máscara hay algo más que carne y hueso...


Se ocultaba entre las sombras por la noche, dormía entre nubes de algodón por el día, soñaba despierto por las tardes mientras caminaba. ¿Su identidad? Desconocida, disfrazaba su rostro bajo un antifaz cual superhéroe, no tenía ganas de destacar, quería permanecer aislado del mundo. Lo único que podemos saber con certeza de él, es que era un soñador, le gustaba ser diferente a los demás, era lo que lo tildaba de incondicional. Es un buen chico, solo que en esos momentos de ocultismo no le apetecía saber nada de nadie, cuando caminaba por la calle se entretenía cruzando la mirada con la gente, le agradaba ver la reacción de los demás.
Se encontraba paseando por unos jardines cuando de repente vio un laberinto muy logrado y la curiosidad lo mató. Se adentró en el y tras dar varias vueltas allí se hallaba él, desorientado, pero no estaba asustado, al contrario, se mostraba emocionado con lo que le podía suceder. Siguió deambulando y al dar unos cuantos pasos más se encontró con una chica, la cual le cortó la respiración y lo hizo bajar de su sueño, el se detuvo, frío como el hielo se detuvo mirándola un buen rato, pero le entró la templanza y le dijo dulce y alegremente “Con que eres tú la que se dejaba caer por mis fantasías… Te estaba esperando”, ella se sonrojó y soltó una risilla floja de timidez, a continuación él le dijo con desespero, casi con urgencia “Necesito saber como te llamas” a lo que ella replicó jugando con las palabras “Quítate el antifaz y te lo diré”. Acto seguido el se quitó la máscara y dijo “Es tu turno, por cierto, me llamo Julio” y ella le contestó “Ya sé quien eres, de alguna manera u otra es como si te conociera, tengo la sensación de haber vivido esto antes… Me llamo Dana”. Julio emocionado pensó “Bésala, ahora o nunca” acto seguido la abrazó cálidamente y la besó como si se tratara del último beso, Dana no pudo rechazarlo, porque de una manera u otra sabia que estaba hecha para él.
Se desató la locura y ambos no pudieron contener el frenesí sexual al que los llevó aquel delirio… Julio libró a Dana de su ropa, dejándola completamente desnuda, por otra parte Dana fue más delicada, sacándole una a una sus piezas de ropa. Y una vez estuvieron los dos desnudos empezó el baile, una batalla campal entre dos contendientes, una batalla que solo entendía de sudor y orgasmos, de placer y de sincronización como si de un equipo de remo se tratase… Hicieron vibrar el laberinto y todo lo que les rodeaba, tanto en la superficie como bajo tierra se enteró de que pasta estaban hechos y de lo que pasa cuando dos polos positivos se juntan (ellos fueron la excepción que confirmaba la regla, porque de una manera u otra sintieron una conexión espiritual que los hacia ser iguales). Nada más rematar tan bonita coreografía, Julio se abrazó a ella, cuando un pensamiento se le vino a la cabeza, se reincorporó, la besó y le susurró al oído “Sé que eres mi sueño y yo quiero seguir durmiendo…”

sábado, 8 de enero de 2011

Sitting on the moon... Where're my troubles?


Sentado en la Luna soñaba, soñaba que la tenía delante. Allí estaban él y ella, los dos, él con una imagen un tanto descuidada, la barba demasiado crecida, la nostalgia lo llevo a la dejadez, sin embargo no se había descuidado físicamente y ella, sin palabras posibles para describirla, tan exquisita como siempre, sobre su piel de seda se hospedaba el frágil tacto de él. Se fundieron en un tórrido, dulce e interminable abrazo, acto seguido se besaron con la calidez ya habitual en ellos, los labios de ella dulces y esponjosos como siempre y los de el secos a causa del tabaco. Aquella noche fue muy distinta a cualquier noche jamás imaginada, querían dejar huella en todos los lados, baños, callejones, zonas verdes, parques... Aquel día nada importaba, NADA, cuando estaban juntos para el solo eran ellos dos, él y ella, nadie mas, cuando estaba con ella era capaz de escuchar el silencio y esa vez no fue diferente...
De repente el tiempo se paró, su respiración se aceleró en armonía con su ritmo cardíaco, sentía que su corazón iba cual caballo desbocado, no podía evitarlo, así que de una manera u otra se calmó y su alteración descendía gradualmente… La cogió de la mano y juntos se dedicaron a gozar de los placeres de la carne. En mitad de la noche, se despertó extasiado y allí seguía, sentado en la Luna… Se le dio por ponerse a jugar con las estrellas, cuando se le vino a la mente ese sueño otra vez, se acostó mientras sostenía una estrella en la mano y volvió a caer en un sueño profundo, un sueño del que jamás quería despertarse. Mientras dormía susurró una frase en sueños que rezaba “El momento perfecto no es tocarte, es saber que estás aquí y con los ojos acariciarte”

jueves, 6 de enero de 2011

UnManojoDeNerviosManejadosPorTuCuerpo...



Llegaba un poco tarde, había hecho lo imposible por llegar pronto, pero la impuntualidad siempre lo habia matado. Al llegar al lugar de encuentro se escondio a sus pespaldas una rosa que habia portado durante todo el trayecto. Nada más llegar allí estaba ella, tan dulce y delicada como siempre, su ritmo cardiaco se acelero, como siempre, sufria pequeñas taquicardias siempre que la veia, nunca antes le habia pasado. Cuando la tenia justo al lado ella le dijo "¿Qué escondes ahi atrás?" "Cierra los ojos" dijo el delicadamente, y con un suave gesto, postró la flor delante de ella y le susurró "ya puedes abrirlos...", sabía que era un detalle nimio, pero añadió "ahora empieza lo bueno, prepárate para el resto... Esta noche es tuya".
Habia soñado muchisimo tiempo con hacer esto, hasta que se armó de valentia y ahi estaba, guiandola hacia lo que seria el frenesí, el delirio. Le tenia preparada una cena de gourmet, pero lo mejor venia despues del postre. La subio en brazos por la escalera de caracol, la postró en la cama y susurró "¿estas lista para lo que jamás ninguna chica ha soñado?", "si" susurró entrecortada... Le fue quitando la ropa pocoa a poco, apreciando cada una de las delicadas y preciosas curvas de su cuerpo. Cuando la tenía desnuda, la vendó, cogió la rosa y empezó a deslizarla suavemente por su cuerpo, hacía que la flor formara parte de su cuerpo con leves movimientos, y ella, sumida en la oscuridad absoluta solo se limitaba a sentir. La curiosidad le comia por dentro, y el querer ver y no poder, solo sentir como maneja tu cuerpo con leves movimientos, se convirtió para ella en morbo, además lo hacia con tanta sutileza que lo convertia en excitante, tanto, que fue inevitable que ella arquease sus piernas, agarrase fuertemente las sábanas y soltara un leve gemido... Despes de haberse recorrido todo su cuerpo, sin dejar ni la menor parcela posible, le sacó la venda y la besó. Ella, pletórica de erotismo, no dudo ni un instante en arrancarle la ropa, como si fuera una tigresa, se abalanzó sobre él, le venfo los ojos y lo obligo a quedarse tumbado encima de la cama, ella se puso encima de su cuerpo en ebullucion, dispuesta a hacerlo gozar, pero no fue tan fácil.
En el último instante le dio la vuelta a la tortilla y le dijo "te dije que era tu noche" y comenzó la guerra, una guerra sin tregua, un duelo entre sábanas en la que no habria vencedores ni vencidos... Se observaban entre orgasmo y orgasmo tentanto de no perder la concentracion, pero era algo imposible, cuando se unian era como un choque de ondas, imposible separarlas e imposible que perdieran la compenetracion... Despues de tan intensa batalla durmieron juntos, el uno agarrado al otro, patrículas indivisbles, imposibles de separar ni por fisión nuclear... Ella era capaz de hacer que una combustión fuese un fuego nimio, comparado con el fuego que se cocia entre sábanas cuando entraban en acción...

martes, 4 de enero de 2011

Sálvamedelios,cúramedeinfiernos...


Llueve, no para de llover en la ciudad y él no deja de pensar en ella mientras que el vaho cubre los ya desnudos vidrios de su habitación... Desnudos como su piel, la piel de ella estremecida y él que se siente entre la espada y la pared,y que lo único que quiere tener entre la pared es a ella, que ya se ha cansado de espadas, que la única guerra que quiere hacerle esa noche sólo entiende de sábanas por banderas blancas y ya veremos cómo pueden hacerse daño.
Él haciéndola jadear sudorosa pero siempre bella, mientras una expresión de gozo de dibuja en su cara al ritmo de un orgasmo que llega sin clave de sol al compás de tres por cuatro, una corchea, dos semi corcheas, un gemido y un silencio de blanca. Mientras sus cuerpos se fundían en fuego sin quemarse, faltaría más, él divisó una sonrísa nítida mientras la tumaba en el frío parqué de la habitación.
Disfrutaba de aquel postre de caricias, besos y fino sexo, que no remilgado, que él le ofrecía pero ese ímpetu que le nacía dentro la dejaba deseosa de entrar en acción de una vez por todas y dejar para él la banda sonora de aquel corto amateur que se formaba cada vez que se veían.
Ella intentó librarse de su abrazo de tigre hambriendo para que él disfrutase más de lo mismo "esta noche te toca a ti" le susurró mientras se entrecortaban sus palabras y su respiración, ella jadeante le susurró más entrecortada todavía "te equivocas, ahora es tu momento", se separó, ambos notaron la diferencia de temperatura corporal a la temperatura ambiente, se levantaron y ella con un simple y sensual empujón lo tumbó en la cama.
Sus cuerpos se volvieron a fundir en uno, como una combustión espontánea nacida de la química que se hallaba en su interior, hacían que el sexo fuera bonito, mágico e intenso...casí un sueño, frágil cómo ella y él que la tocaba casi con miedo a romperla, a romper el encanto. Si la concatenación astronómica de sucesos era algo bonito, aquello no tenia palabra que lo describiera, era una delicatessen tanto auditiva como visual para ambos, ver sus ojos fruncidos y aquella sonrisa dulce que tenía por nombre placer que se le escapaba a ella, la cara deseosa de él, casi con hambre de ella, la última gota de sudor que se deslizaba por sus cuerpos... Pero sobre todo, la sonrisa de complicidad que había entre los dos cuando se cruzaban sus miradas mientras jugaban al pilla pilla.
Y se tensó la cuerda del cuerpo de ella, se afinó la de él...y calló el telón que marcaba el fin del espectáculo.